Los viajes de Walliver

Un viajero a la antigua usanza

Hoy se acerca por este rincón Sergi, un bañolense de nacimiento y aventurero de vocación. Viaja de manera diferente a lo que estamos acostumbrados a ver normalmente por las rrss.

Hace ya un año, dejó Barcelona para emprender esta nueva aventura, Los viajes de Waliver. Sin un objetivo definido pero con unas pautas claras, viajar al estilo más tradicional, sin usar ningún medio aéreo.

Se mueve por tierra o mar con un presupuesto reducido, haciendo ver a la gente que, si tu pasión es descubrir nuevos rincones, el dinero no es una barrera

Las únicas barreras nos las ponemos nosotros, en nuestra mente, a modo de excusas para no obligarnos a salir de nuestra zona de confort y ponernos a prueba por miedo al fracaso. 

Si seguís sus aventuras por Instagram, os dará mil motivos por los que lanzaros a perseguir vuestros sueños sin objeción alguna.

Sus padres pusieron su granito de arena inoculándole el virus viajero desde bien pequeño, quizás ello le llevo a vivir un año en Pekín, donde pudo desarrollar un instinto para resolver situaciones en otros contextos a los que no solía estar acostumbrado y a mezclarse con infinidad de culturas desconocidas para él, hasta ese momento. 

La aventura actual, parte desde Barcelona con un viaje de autostop por media Europa. En ese mes, se dio cuenta que se gastaba, menos de la mitad del dinero mensual, recorriendo nuevos lugares que viviendo en Barna.

Después llegó la madre patria, cumpliendo un sueño, viajar en transiberiano. Le siguió una aventura espectacular, a recorrer las estepas mongolas, cabalgando a lomos de unos caballos que compró por el camino.

Cruzó todo Camboya a pie, a dormido en museos, salio indemne de un atraco,… pero si queréis saber más de este pedazo de viajero, no os perdáis sus stories o sus artículos en la web que ha creado para esta travesía. 

Las historias curiosas las podréis ver en su canal de youtube, como cuando durmió en la cabina de un camión, junto a su conductor, maestro en el manejo de cuchillos.

Después de leer un poco de su pasado más actual, veamos que nos ha contestado a las 10 mochipreguntas
1. ¿Te gustaría conocer o compartir parte de ruta con…?
El primer viajero al que seguí y a quien admiro mucho es a Charly Sinewan, el motero español por excelencia. Creo que tenemos muchas cosas en común, en cuanto a como entendemos el viaje.
Los dos huimos de los sitios turísticos y encontramos el placer en lo auténtico. Nos gusta buscar más la aventura por nuestra cuenta, un poco a lo loco. También creo que nos atrae mucho estar en contacto con la gente local y gozar de la naturaleza. De él me enganchó su naturalidad, y los vídeos que hace en Youtube, que no dejan de subir de calidad. Son de toma pan y moja.
2. ¿Cuanta ropa interior llevas en la mochila?
Empecé con cuatro y ahora tengo dos y medio porque hay unos calzoncillos que si puedo no utilizo… Los compré en el mercado de Narantuul en Ulan Bator y son de MUY mala calidad. Por el camino se han ido perdiendo otros. ¡Cosas de viajar! hahaha
3. ¿Cual de las mil y una vidas, que propone sabina, en su canción, la del pirata cojo, te gustaría probar?
(He tenido que escuchar la canción porque no la conocía)
Pues mira, es curioso porque justo estas últimas semanas pensaba que si llego a viejo a lo mejor me meto en un templo budista. Por lo tanto sería la de «Anciano en Shangri La». He estado durmiendo en muchas pagodas últimamente y aprendiendo del budismo, y creo que más allá de la religión hay una parte de filosofía para ser feliz y de crecimiento espiritual muy interesante.
Pero bueno, eso es si llego a viejo. De momento, me conformo con mi vida actual, que se podría etiquetar como «Cronista de sucesos» y que, la verdad, no la cambiaría por ninguna otra.
4. Después de tanto viajar, tienes alguna espinita clavada por no haber visitado, aún, algún lugar de tu país?
Yo creo que siempre nos quedarán sitios por descubrir de nuestro país. Sobretodo cuando estás viajando y conoces a extranjeros que están enamorados de tu tierra. Entonces empiezas a valorarla más. Creo que lo que más ganas tengo de visitar es el Congost de Mont-rebei, que ahora se está poniendo muy de moda ¡y tiene pintaza!
5. ¿Qué has llevado en la mochila durante mucho tiempo y no has llegado a usar?¿Y que nunca faltaría en ella?
Unos cuantos accesorios para la GoPro que están allí ocupando espacio y que cada día estoy más cerca de regalarlos a alguien.
¡Pues no puede faltar la tienda de campaña! No estoy dispuesto a renunciar a la libertad que te da el no tener que estar buscar sitio donde dormir. No es solo que puedas acampar en casi cualquier sitio, es que te crea situaciones en las que muchas veces la gente local te invitará a dormir a su casa, y para mí eso es lo mejor de viajar.
6. Si cerrases los ojos, ¿cual es el primer lugar que se te viene a la mente?
Tengo que decir Mongolia. Creo que decir país favorito es algo muy difícil, pero sí que puedo decir con total seguridad que mi mejor experiencia viajando fue cuando, junto con Dani (@dani.is.gone), compramos tres caballos en el oeste de Mongolia y cabalgamos durante unas cuantas semanas con ellos antes de venderlos a un cazador con águilas.
Fue una aventura 100% pura. Mongolia es el país con menos densidad de población del mundo, o sea que puedes estar varios días sin ver a ningún otro ser humano.
La mayoría de veces estás solamente tú y los caballos, siguiendo algún río frente a la inmensidad del paisaje. También nos pasaron muchas locuras como encontrarnos en medio de una tormenta de nieve, quedarnos sin agua en medio de un desierto y tener que ser salvados por una familia nómada o que se nos escaparan algún caballo.
Para mí esta aventura fue como un orgasmo para el viajero romántico.
7. ¿Actualmente sigues tirando de ahorros o hay ya algo cash flow emergiendo?
Yo tengo la suerte de que mis ahorros siguen intactos. Cuando salí de casa con lo puesto no me lo esperaba, pero me han ido saliendo oportunidades en mi sector profesional como periodista y, aunque no gane mucho, es que gasto muy poco (entre 270 y 400 euros mensuales según el país).
Mi objetivo era demostrar que viajar puede ser muy barato, pero es que incluso me estoy sorprendiendo a mi mismo. En más de 10 meses viajando solo he pagado por alojamiento dos veces, y por necesidad (después de un accidente y estando enfermo). En cuanto a transporte también lo puedes hacer casi gratis, si quieres.
8. ¿Te gusta especialmente la forma de viajar de algún que otro viajero?
Como decía, Charly viaja mucho como a mí me gusta. Andrea bergarache de Lápiz Nómada también tiene un estilo que me gusta y que se parece a mi ideal, haciendo bastante Couchsurfing y autostop.
9. ¿Algún reto/viaje que, alguna vez se te haya pasado por la cabeza y este próximo en el tiempo?
Aún no puedo avanzar mucho pero algo tengo preparado en Nepal… ¡En verano lo cuento!
Lo que sí que puedo decir es que después de eso intentaré ya empezar a buscar la forma de cruzar el Pacífico en barco, y eso me motiva y me ilusiona mucho, aunque soy consciente de que será muy difícil encontrar algo.
10.¿Tienes alguna frase que pueda definir tu forma de vida?
Al empezar el 2018 me dije que el lema del año tenía que ser «No dejes que tus miedos sean más grandes que tus sueños». Ese mismo verano dejé mi trabajo, mi piso y todas las comodidades… Y ahora aquí estoy, viviendo mi sueño indefinidamente.
¿Qué os parece nuestro aventurero al estilo más clásico?
¡Crezcamos juntos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos: El responsable del proceso es masmochilaymenosrutina. Tus datos serán tratados para gestionar y moderar tus comentarios. La legitimación del tratamiento es por consentimiento del interesado. Tus datos serán tratados por Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.