Cruzar desde (Fukuoka) Japón a (Busan) Corea del Sur en barco

Todo lo que necesitas saber sobre el ferry entre Japón y Corea del Sur

El país previo a Corea del Sur fue Japón, país al que dedicamos casi tres meses, totalmente por libre e improvisado, así que, el siguiente país, Corea del Sur, no iba a ser menos.

Llegamos hasta Fukuoka haciendo autostop (sí, autostop, no has leído mal, en Japón no solo se puede, sino que ha sido una de las mejores experiencias de este viaje sin billete de vuelta) y couchsurfing  y allí, descubrimos que había un servicio de ferry que conectaba Japón y Corea del Sur así que….¿por qué no probar la experiencia?

Por lo que decidimos abandonar el país por mar y vivir la experiencia de entrar por vía marítima a un país.

¿Con qué compañía?

Lo primero que tenéis que saber, es que hay varias compañías que hacen el recorrido entre Fukuoka (Japón) y Busan (Corea del Sur) como DBS, Pukwan, Camellia Line, etc. 

Nosotros escogimos Camellia Line porque se ajustaba a los horarios que queríamos y tenía buena referencias online. Ya os vamos adelantando que la experiencia fue muy buena. 

Suele haber un ferry diario que sale a las 12:30 de Fukuoka y con Camellia Line. Nosotros consultamos compañias, horarios y precios en la web de Direct Ferries, porque nos pareció la más completa y tiene opción para consultarla en español, y en cuanto a la monea podéis ver las opciones en dólares o yenes.

Ejemplo de trayecto Fukuoka – Busan

¿Desde dónde sale y llega exactamente?

La Terminal de ferry en Fukuoka se llama «Hakata», lo encontraréis fácilmente en google maps. Depende de donde estéis tendréis diferentes opciones para llegar, si estáis alojados en el centro de la ciudad, podréis llegar en torno a unos 30′ caminando, o, con el autobús 151 o 152 hasta la parada Tenjin Daimaru, y desde esa parada caminar 3′ hasta la entrada del puerto.

Hakata, puerto de ferry en Fukuoka (Japón)

Y la terminal de llegada es «International port» en Busan. Desde allí tenéis a un par de minutos caminando la estación de metro «Mugunghwa Busan», a unos cuatro minutos caminando la parada de autobús «Nampodong-Gimhae Airport» que os puede llevar al aeropuerto, o también desde el mismo puerto tenéis parada de taxi.

International Port (Busan)

Un dato a tener en cuenta en vuestro viaje por Corea del Sur es saber que NO FUNCIONA GOOGLE MAPS, tiene unas funcionalidades muy muy básicas en este país. En cambio, si que funciona bien Maps.me, una app que habíamos usado en otros países sobre todo para hacer trekkings o movernos por la naturaleza, o en algunas ciudades para encontrar agua potable (si escribís «agua potable» en una ciudad en maps.me os dirigirá a la fuente pública potable más cercana).

¿Cómo comprar el ticket?

Como os veníamos contando, hicimos una búsqueda online en la web de Direct Ferries y decidimos viajar con la compañía Camellia Line, comprando los billetes online.

En cuanto a los camarotes, tenéis varias opciones:
→ Habitación privada
→ Primera clase
→ Segunda clase

Camarote segunda clase

Teníamos que estar en puerto 90 minutos antes de la salida del ferry para hacer el check in  y embarcar.

No fue necesario imprimir el billete. Llegamos a puerto, enseñamos nuestro ticket online, nos pidieron los pasaportes e imprimieron las tarjetas de embarque.

Síguenos en FB
En nuestro Facebook «Más mochila y menos rutina» puedes encontrar álbumnes de fotos de los lugares que hemos visitado, por si quieres bichear los de Corea del Sur.

¿Cuánto cuesta el ferry y qué documentación es necesaria?

Sacamos el ticket online, que nos costó 6749¥ (53,59€) *Precio sin tasas.

Ya que habíamos ya pagado nuestro ticket online, en la misma ventanilla donde nos imprimieron las tarjetas de embarque, debíamos pagar las tasas portuarias.

Info sobre tasas

Tasas portuarias por persona:
→ Recargo por combustible 500¥ (3,95€): con opción a pagar en metálico o con tarjeta.
→ Impuesto internacional turístico 1000¥ (7,91€): con posibilidad de pagarlo en metálico únicamente.
→ Impuesto portuario 500¥ (3,95€). *Las anteriores las pagas en ventanilla en el mismo momento que hacen el check in del billete, pero,  esta última, se paga en una máquina que hay frente a las taquillas. El personal habla inglés y os indicarán donde están.

Máquina donde pagar las tasas

Por lo que el trayecto en ferry desde Fukuoka (Japón) a Busan (Corea del sur) nos costó en total 8748¥ (69,47€) por persona.

La documentación necesaria es simplemente tu pasaporte, y rellenar un documento con tus datos personales (podéis verlo en la siguiente foto).

Billete de ferry, tasas, info y documento de información personal

¿Y cuánto dura el trayecto?

El recorrido en ferry del «Camellia line« tiene una duración de 5h y media aprox (puede variar algo arriba o abajo según las condiciones marítimas).

Camellia Line

En este tiempo, ya os aseguramos que no os vais a aburrir, ya que el ferry cuenta con: restaurante, convini, karaoke, baños tipo onsen, sala recreativa y cine (os lo contamos con más detenimiento en el siguiente apartado).

A esto, súmale al paseo por el exterior y disfrutar del mar, su sonido y su olor ¡una maravilla! las horas pasarán volando.

¿Cómo es el ferry Camellia Line?

Personalmente, para nosotros fue una experiencia muy positiva. Cruzar la frontera por vía marítima ya era una aventura en sí.

Para los que hayáis viajado en crucero, suponemos que está experiencia no será tan vibrante, pero, para nosotros que no hemos vivido la experiencia, este trayecto en ferry fue «un lujazo».

Instalaciones a bordo:

→ Karaoke.

→ Pequeña tienda de alimentación.

→ Restaurante.

→ Sala de videojuegos.

→ Onsen.

→ Salón.

→ Zona de máquinas expendedoras.

→ Baños.

→ Camarotes.

Horarios de las actividades a bordo

Al llegar, dimos un paseo por el barco para ver las instalaciones (¡no esperábamos tanto!), comimos noddles de una de las máquinas expendedoras que tiene (pagamos 190¥, aprox 1,50€) y nos dirigimos a donde más ganas teníamos de pasar el tiempo: al baño tipo onsen.

Sala de videojuegos

Síguenos en IG
En nuestro Instagram @masmochilaymenosrutina dejamos anclados los stories destacados de cada dia, síguenos si quieres ver como fue nuestro paso por Corea del Sur.

Al entrar a este tipo de baños, tendréis una zona de lavabo con secadores del pelo, y unas taquillas y cestas para dejar vuestros objetivos personales.

Entrada a la zona de onsen

En otra sala, y, junto a los baños, tendréis unas duchas individuales donde asearos antes de entrar al baño. Y, es que, al onsen, los japoneses entran a «relajarse» y no a «asearse», por lo que hay que estar bien limpitx. Si el baño está separado por género (como era este caso) hay que entrar sin nada de ropa. ¡Y a disfrutar! el tiempo pasa rápido en estos lugares….¡uhm!

Duchas del onsen

Allí pasamos casi 2h relajándonos dentro de la piscina calentita mirando al mar.

Onsen

Y lo que respecta al camarote en segunda clase, fue suficiente para nosotros, ya que, entre que comimos, paseamos por las instalaciones, y estuvimos en el onsen, nos quedaba poco rato «libre» que invertimos en dormir, y dónde estuvimos muy cómodos.

Salón de Camellia Line

¿Aún con dudas?

¡escríbenos!

¡Crezcamos juntos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos: El responsable del proceso es masmochilaymenosrutina. Tus datos serán tratados para gestionar y moderar tus comentarios. La legitimación del tratamiento es por consentimiento del interesado. Tus datos serán tratados por Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.