El Oasis de siwa

¡Ese oasis lejano, llamado Siwah!

Teníamos muchísimas ganas de conocer este oasis, al que muchos viajeros no llegan, por falta de tiempo en sus agendas.

Se encuentra cercano a la frontera con Libia, en el desierto del Sáhara, y a unas cuantas horas de la ciudad de El Cairo, siendo uno de los lugares más mágicos de Egipto.

QUÉ HACER EN SIWA

Siwa, se encuentra en pleno desierto del Sáhara, rodeado por un mar de dunas y palmerales, a solo 50 km de la frontera con Libia.

Un lugar mágico, que no debéis dejar de incluir en vuestro viaje por Egipto, si el tiempo os lo permite, ya que se aleja por completo del turismo de masas, siendo un espacio ideal para sentir de verdad la inmersión en el país.

Sus calles, ¡aún son transitadas por carros de madera y burros!.

Nosotros pasamos en Siwa 3 días, si no tenéis mucho tiempo pero decidís ir, os aconsejamos al menos dos días completos, ¡vamos al lío!

Día uno: ciudad y atardecer lago oeste

El primer día, lo ideal es pasear por el pueblo: hablar con la gente local, ver el día a día, burro por aquí, burro por allá.

El “casco histórico”, lo veréis claramente, un entresijo de calles, con casitas de adobe medio derruidas con mucho encanto, ¡toca perderse entre callejones!

Al caer el sol, os sugerimos ir caminando hacia el lago oeste, hasta llegar a “Fatnas Island”. Desde el centro del pueblo, tenéis alrededor de 50 minutos caminando, a nosotros el paseo nos encantó, porque nos cruzamos con muchos niños y familias que nos hizo conocer mejor el lugar,.En cuanto al lago, ¡no esperéis un espectáculo, pero es bonito!

Día dos: alrededores de Siwa

El segundo día, decidimos hacer un recorrido por los principales puntos de interés, ¡Caminando!

⇒Lago Salado
⇒Oráculo de Amón
⇒Templo de  Amón
⇒Piscina de Cleopatra

No os voy a engañar, Barbas me hizo el lío y me llevó a regañadientes, 🙂

¡Ojo a caminantes! Es una paliza hacerlo andando, valorad vuestro ánimo y aguante aventurero. Si decidís hacerlo andando como nosotros, llevad agua y comida, solo tenéis un bar en la piscina de Cleopatra. Nuestro consejo es que llevéis la pajita filtradora Lifestraw, así podéis beber en cualquier momento del camino, de las abundantes fuentes que os encontraréis.Os dejamos el post, donde hablamos de este método.

En los senderos, encontrareis diferentes pozas donde podéis refrescaros, será muy fácil encontrarlas ¡imitad a los egipcios que anden por allí!

La alternativa a caminar es pactar un precio con un tuk-tuk, para que os lleve a los lugares de interés por un día, preguntad en vuestro hotel para tener un precio orientativo.

Bueno, que me distraigo… 

Lago salado

¿Sabéis la historia del Mar Muerto? Pues aquí pasa lo mismo, – ¿En serio?, – ¡en serio!

En esta zona aislada del gran Egipto, cuentan con pozas de agua salada donde poder flotar como en el Mar Muerto. Los locales cuentan que es beneficioso para la salud sumergirse en el lago.

Este lago tiene mayor concentración de sal por metro cúbico que el Mar Muerto, lo que hace que la sensación de flotabilidad sea mayor.

Tened en cuenta que no podéis sumergir la cabeza al completo o sino os escocerá los ojos un montón, teniendo que lavaros con agua fresca inmediatamente. De igual modo si vais recién depilados o afeitados, lo sentiréis vivamente sobre vuestra piel.

Oráculo de Amón

A cuatro kilómetros del centro, tenemos el famoso Oráculo, al que fue a visitar Alejandro Magno.

Es impresionante encontrarlo de repente entre caminos de arena y pisar las mismas piedras que pisó Alejandro Magno en el 331 a.C.

Dice la leyenda, que Alejandro Magno, preguntó al oráculo de Siwa si, conseguiría gobernar el mundo a lo que el oráculo contestó que sí, aunque por poco tiempo.

Aunque para ver el oráculo tienes que pagar una entrada, nosotros decidimos verlo desde el exterior y no es necesario pagarla, a no ser que queráis subir arriba y ver las vistas.

Templo de Amón

Junto al Oráculo, tenemos las ruinas de lo que fue el templo de Amón de la 30° dinastía. Poco queda de este famoso templo, pero el paseo por el exterior siguiendo el camino de asfalto es interesante, ¡te hace sentir la historia, en primera persona!

Piscina de Cleopatra

Es uno de los mayores atractivos de Siwa. Se trata de una piscina circular de piedra con aguas termales naturales.

Cuentan que, la mismísima Cleopatra se dio un chapuzón en su visita al Oasis de Siwa, de ahí su renombre.

Por supuesto podéis hacer lo mismo que la reina egipcia, ¡Al agua, patos!

Eso sí, tened en cuenta que los lugareños no están acostumbrados a los bikinis, es mejor bañarse con algo de ropa.

Alrededor de la piscina encontrareis un bar para tomar algo fresquito. Si habéis decidido ir andando hasta allí como nosotros, ¡Os sabrá cómo agua de mayo! eso sí, preparad la cartera, las bebidas tienen precios europeos.

Día tres: Desierto

En el tercer día de visita, nos apetecía conocer en mayor profundidad los alrededores.

Habitualmente, no hacemos excursiones contratadas, pero en este caso, no nos quedaba otra, ya que, no está permitido acceder a esta zona del Sáhara (frontera con Libia) por libre. El ejército está muy presente en toda el área, por el tráfico ilegal de personas y cuestiones de antiterrorismo.

Excursión en 4×4 por el desierto del Sáhara

Después de dar un paseo por las distintas empresas, elegimos contratar la excursión en el hotel Hotel Palm Trees.

La excursión consistía en:

Baño en el lago salado: volvíamos al lago salado. ¡Una experiencia increíble, que no os podéis perder!

Baño en el lago dulce: para quitarnos la sal, nos sumergimos en una poza de agua dulce que encontramos camino a la entrada al desierto. ¡Ya estábamos listos!

– Degustación improvisada de dátiles: después del chapuzón, y para nuestra sorpresa, Ali, nos metió entre unos matorrales para probar dátiles directamente de las palmeras, ¡qué delicia!

Paseo 4×4, por el desierto del Sáhara con té: ¡Aquí llega el plato fuerte!

Recorrer el desierto en 4×4 al atardecer, es una experiencias que nunca olvidaremos. Al bajar del coche tuvimos la oportunidad de jugar en las dunas como niños, haciendo sandboard. Cansados de correr y deslizarnos, nos sentamos a tomar un té recién hecho por Ali, viendo como se recostaba el sol. ¡De lo mejor del viaje por Egipto, sin duda!

Cena en Siwa Camp: nos prepararon una cena súpersabrosa y recién hecha, ¡Nos encanta la comida egipcia!

Dormir en tienda de campaña en Siwa Camp: para terminar la jornada, dormimos bajo las estrellas, sobre un manto de fina arena. ¿Se os ocurre un plan mejor? ¡Egipto nos deja con la boca abierta!

*Nos costó 255 EGP (alrededor de 12,40 €) por persona. Conseguimos este precio al ser cuatro, dado que, conocimos a otra pareja de españoles que estaban de visita en el oasis y querían hacer la misma actividad.

*Si consultáis el precio de, solamente, dormir en Siwa Camp una noche, veréis que son alrededor de 19 €, por lo que el paquete de esta excursión, realmente merecía la pena.

DATOS PRÁCTICOS

¿Cuántos días estar en Siwa?

Cómo comentamos al comienzo del post, nosotros dedicamos tres días a ver Siwa, porque nos apetecía dedicar un día completo con su noche incluida en el desierto, pero, si queréis ver lo imprescindible, con dos días tenéis suficiente tiempo de testar su esencia, aunque para conocer el ambiente bereber se necesitarían unos cuantos días más.

¿Cómo llegar a Siwa?

Nosotros hicimos el trayecto El Cairo-Siwa desde la estación de autobuses «Puerta del Cairo» (ميناء القاهرة البري); es una estación antigua súper descuidada.

Fuimos con la empresa «West and Middle Delta». Cogimos el autobús de las 19:00 e hicimos parada en «Marsa Matruh» (es un pueblo costero muy turístico, aunque nosotros decidimos no visitarlo). Tenéis la posibilidad de ir directamente a Siwa desde El Cairo, aunque este autobús no sale todos los días. Este realiza varias paradas entre ellas Alejandría.

En Marsa Matruh tienes las siguientes opciones:

→Quedarte visitando la ciudad un día.

→Ir hacia Siwa en otro bus que coges en la misma parada.

→o ir hacia Siwa, en un minibús para reducir gastos; como hicimos nosotros. ¡Alerta a caminantes!, el minibús, solo sale cuando está lleno, (tuvimos que esperar unas tres horas, porque era de noche), si tenéis poco tiempo, coged el autobús.

El bus, con «West and Middle Delta», desde el Cairo a Marsa Matruh nos costó 125 EGP, cerca de 7,5€, con una duración aproximada de 7h.

Y el minibús, que cogimos desde Marsa Matruh hasta el Oasis de Siwa, nos costó 60 EGP, alrededor 2,89€, con una duración aproximada de  3 h y media.

¿Dónde dormir en Siwa?

En Siwa, nos alojamos en un Airbnb, llamado «Fahmi’ s Garden». Pagamos 200 EGP, unos 10 €, por una habitación privada con baño. dentro de un apartamento, como no había más huéspedes, teníamos la casa entera para nosotros. Contaba con sala de estar y cocina.

25 euros de descuento

Y, además del apartamento, teníamos acceso al jardín compartido, que está en la misma calle, pero en otro recinto, donde teníamos conexión wifi.

¡si queréis conocer mejor la cultura bereber, no dejéis de ir!

¡Crezcamos juntos!

4 thoughts on “El Oasis de siwa

    • Buenas Florencia! sentimos no haberte podido contestar antes es que estamos algo desconectados en una zona rural de Australia.

      La contratamos en el Palm Tree Hotel en la siguiente dirección: Sharia Torrar, Siwa, Matrouh Governorate, Egipto.

      Allí negociamos directamente en recepción, no estábamos alojados en él.

      Os lo váis a pasar genial.

  1. Q bueno e interesante! M viene d perlas vuestra descripción porq yo estoy intentando hacer esto y, como voy sola, he estado mirando algunas tours y m piden la friolera d 950 dólares por 3 días!!! M habéis caído del cielo!!! Un súper abrazo. Isabel

    • Holaaa Isabel!!! eso es un dineral!!! que te llevaban en helicóptero? jejeje. Cualquier cosa que necesites o si tienes dudas, escríbenos de nuevo, ya sea por aquí o por Instagram o por donde quieras.

      Te va a gustar la paz que se respira allí!

      Nos vas contando!! un besito enorme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos: El responsable del proceso es masmochilaymenosrutina. Tus datos serán tratados para gestionar y moderar tus comentarios. La legitimación del tratamiento es por consentimiento del interesado. Tus datos serán tratados por Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.