La efervescente Delhi

¡Caos, suciedad, ruido y…SONRISAS!

La ciudad de las vacas y el olor a pis, pero también de los colores y las sonrisas. De los «uyyyyy» casi me pilla ese tuctuc y los «¿eso se come?». Tan indescriptible e inexplicable.

Los viajeros que aún no han pisado Delhi buscan «saber cómo es, y qué se siente» y nosotros venimos para intentar explicaros al menos un 1% de lo que allí se cuece, porque, amigos viajeros, India debe sentirse en primera persona.

¿QUÉ VER EN DELHI?

Muchos son los viajeros que encuentran Delhi como su puerta de entrada a la caótica India.

Como veníamos anunciando en post anteriores, podríamos definir Delhi como: cabra, PIIIIIIIIIIIIIII, vaca, PIIIIIIIIII, basura, PIIIII, PIIIII, PIIIII, carros con burros, PIIIIIIII. Desde luego no es el mejor lugar para ir a relajarse en unas ansiadas vacaciones y Delhi es de todo menos tranquila y limpia.

La verdad es que, las ciudades grandes no son lo nuestro, preferimos lugares pequeños o entornos naturales, ¡así que tened esto en cuenta! Jejeje

Delhi, alberga la ciudad de Nueva Delhi, capital de India; donde viven casi 14 millones de personas, cómodo, ¿eh? Jejeje. La ciudad del caos y la contaminación nunca está sola.

Si quieres disfrutar Delhi, respira hondo y ¡déjate llevar! Hay viajeros que se tranquilizan si lo llevan todo organizado, si es tu caso, aplícalo más que nunca en esta ciudad, te ayudará a sentirte seguro.

Si os apetece llevar una excursión contratada desde casa, para ir más tranquilos, os recomendamos contratarla desde esta web de confianza, para hacer vuestra travesía más amena y divertida.

Si quieres disfrutar de Delhi tienes que llenar tus bolsillos de paciencia, respeto y naturalidad. Piensa que vas a sumergirte en una vorágine cultural de la que nunca te vas a olvidar, ¡que empiece la aventura!

Main Bazaar

Ahí donde haya un bazar estamos nosotros, ¡nos encantan! Los colores, olores y sabores nos embelesan y atontan. Podemos estar horas jugando entre sus tenderetes y probando sus sabores.

Main Bazar, Delhi

No esperéis un ambiente cuidado, en el Main Bazaar encontraréis un entresijo de callejuelas donde perderos con tiendas de todo tipo; vayáis a comprar o no, ¡bien merece un paseo!

Tumba de Humayun

La tumba de Humayun fue de lo que más nos gustó de Delhi, consiguió que nos diera un vuelquito al corazón.

Tumba de Humayun, Delhi

Es un complejo de diferentes edificios propios de la arquitectura Mongol, considerados Patrimonio de la humanidad por la UNESCO desde 1993.

La tumba principal fue mandada construir por la viuda más querida del emperador Humayun, Bega Begum; y aquí en este mausoleo fueron ambos enterrados, junto a su esposa más joven. Esta construcción de arenisca roja con detalles en mármol blanco y negro no puede ser más que admirada.

Tumba de Humayun, Delhi

¿No os resulta familiar a otro edificio? Si, justo. La tumba de Humayun sirvió de inspiración a otras construcciones, y, entre ellas, el famoso Taj Mahalel cual fue construido casi un siglo después.

Los jardines que rodean la tumba tampoco se quedan atrás y bien merecen un paseo. Éstos, simbolizan el Jardín del Paraíso, teniendo sus orígenes en el Char Bagh persa (que significan “los cuatro jardínes”).

Tumba de Humayun, Delhi

Datos prácticos de la Tumba de Humayun

Precio de la entrada: 630INR (unos 7,3€)

La visita os llevará en torno a 2 horas.

Complejo de Qutb

El complejo de Qutb, como su propio nombre indica, es un conjunto de diferentes edificios cuya construcción se la debemos al primer gobernante de la dinastía de los esclavos, siendo considerados, a partir de 1993, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

El minarete, Qutab Minar, es el mayor atractivo de este complejo, ya que es el minarete más alto del mundo con 72,5 metros.

Además del famoso minarete, podéis ver otros monumentos como el pilar de hierro (seis toneladas y siete metros de altura, ¡casi ná!) la espectacular Ala-I-Darwaza (la puerta de entrada al complejo, construida con mármol y grabados en piedra) o la mezquita Quwwat-ul-Islam (la cual se construyó por partes donde se cogieron trozos de más de 27 templos hinduistas y jainistas), entre otros.

Fuerte Rojo de Delhi

El famoso fuerte rojo de Delhi (o Lal Qila) se comenzó a construir en 1638, terminándose en 10 años. Fue declarado en 2007 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Fuerte rojo, Delhi

Debe su nombre al color de la piedra arenisca con la que fue construido y su función era la de ser un palacio y residencia real del emperador mongol Shah Jahan.

Lo que nos pareció más interesante es, que ha tenido pocas reformas a lo largo de su historia, y, lo que podéis ver hoy en día es una estructura original en muy buenas condiciones de conservación.

Fuerte rojo, Delhi

El único momento donde la estructura sufrió, fue en 1857 donde el ejército británico destruyó una parte de los jardines, pero, ya en 1903 se reconstruyó todo aquello dañado.

¡Una visita muy recomendada en vuestro paseo por Delhi!

Datos prácticos del Fuerte Rojo de Delhi

Entrada: 500INR (6,20€). Y, si queréis entrar con cámara de fotos tendréis que pagar un suplemento de 25INR (0,30€).

Horario: los lunes está cerrado y, de martes a domingo abre de 09:00 a 18:00.

Plaza de Connaught

Si quieres hacer unas compras o te apetece desconectar del ruidoso y sucio Delhi, ¡este es tu sitio!, eso sí, que no te despiste el ambiente “refinado”, ¡no te olvides regatear!

Técnicas de relajación India, Delhi

Es un buen lugar para que el viajero novato se relaje y pueda disfrutar del Delhi sin caos. Aquí, podéis desde comer un helado, a comprar ropa en tiendas internacionales, visitar algún pequeño templo o tocar una cerveza en un bar occidental.

 Gudawara Bangla Sahib

Es el templo Sij más famoso de la ciudad, y, lo tenemos claro, ¡nuestro lugar favorito en Delhi!

Pero, ¿qué es eso del sijismo?
El sijismo surgió entre los siglos XVI y XVII a raíz del conflicto entre el hinduismo y el islam. El sijismo cree en un Dios único, además de, en las enseñanzas de los diez gurús, escritas en el libro sagrado de los sijes: “Gurú-grant-sajib”. La verdad es, que poco conocíamos sobre esta religión antes de llegar a India, y no son pocos, unos 23 de millones de creyentes siguen esta religión.

En 1664 una epidemia de cólera azotó a Delhi. El Gurdwara, era la residencia del octavo gurú del Sijismo que, ante la situación de crisis, ayudó a los afectados con agua, convirtiéndose, desde ese momento, en agua curativa.

Actualmente, sijs y curiosos del mundo, acuden a Gurdwara para coger agua milagrosa y llevarla consigo.

Templo Gudawara bangla sahid, Delhi

Además, este lugar se ha convertido en espacio de peregrinación para sijs e hindúes.

Los Sijs dan de comer, beber y dormir a todo aquel que allí lo solicite, independientemente de su raza, cultura, procedencia o estatus social.

Un acto así en un país con zonas y castas tan pobres, nos dio un subidón de energía y de creencia en que las buenas personas aún existen.

Templo Gudawara bangla sahid, Delhi

Cuando entramos a visitarlo, justo al caer el sol, se nos abrió la boca por completo al ver como brillaba el palacio reflejado en el estanque.

Paseando, estuvimos con unos jóvenes Sijs que nos hablaron de sus creencias y formas de llevar su religión, ¡casi salimos de allí convertidos! Igualdad de razas, igualdad de géneros, de riquezas…¡nos encanta la idea! Jejeje.

Templo Gudawara bangla sahid, Delhi

Dentro del templo, en silencio, paseamos con educación, por sus instalaciones y observamos con sigilo su libro sagrado, el cual tienen en un altar en el centro del emplazamiento.

Vaya, ¿ha quedado claro que creemos que no os lo podéis perder, no? ¡mucho que aprender!

Jama Masjid

Jama Masjid significa “la mezquita que refleja el mundo”, es una de las más grandes de toda India. Construida en el S.XVII por el emperador mongol Sha Jahan a quien le costó más de un millón de rupias construirla.

Formada por dos minaretes de cuarenta metros y cuatro torres, destaca por su arenisca roja y su mármol blanco, una auténtica belleza a contemplar.

Aunque, viajerxs, no os vamos a engañar, tuvimos una experiencia nefasta en este lugar. Ya lo habíamos leído en varios blogs, pero con nuestra positividad de siempre, allí nos plantamos pensando que aquello que leímos era “exagerado”.

Pero, nada más lejos de la verdad, tal como nos asomamos por la entrada nos asaltaron los “señores” que estaban allí controlando los tickets y casi nos agarran de la ropa para que pagásemos.

Ya sabíamos, que la entrada era gratuita y, que obligaban al turista a pagar “por la cara”, así que insistimos en que no debíamos pagar. Fueron tan sumamente desagradables, que decidimos no entrar. ¡Es la primera vez que nos pasa! Alguna debía de ser, jejeje.

 Raj Ghat

El Raj Ghat es un espacio sencillo pero cargado de simbolismo, que no os podéis perder en vuestro recorrido por Delhi, ya que es el memorial en recuerdo a Mahatma Gandhi.

No es más que una losa de mármol negro que señala donde se incineró a Gandhi en 1948.

Raj ghat, Delhi

Al lado de la losa está la llama eterna que simboliza su vida y todo aquello que enseñó, que aún sigue vivo. Allí podéis leer “Hey Ram” (“Oh, señor”) que fueron sus últimas palabras.

Lo que más nos gustó, fue el camino desde la entrada hasta la losa, donde encontramos frases inspiradoras que Gandhi dijo en vida como:

Raj ghat, Delhi

Guardamos con especial cariño este lugar porque una paisana vino a hacerse una foto con nosotros y la imprimió allí mismo, en  el fotógrafo de turno que estaba ganándose el jornal.

Como no hablaba inglés, busco a un chaval que andaba por allí, nos enseño la foto y nos dijo ¡todos somos humanos, todos somos iguales!

Una situación que, así contada, parece surrealista pero así fue, nos sacó una sonrisa de oreja a oreja y nos sentimos más unidos que nunca al pueblo indio.

Además, es un lugar idóneo para huir del ruido y caótico Delhi. Pasear por sus jardines te hace creer estar en otro lugar del mundo.

Casa Birla

La casa Birla (también conocida como Birla Bhavan o Ghandi Smriti) es el lugar donde Mahatma Gandhi pasó sus últimos 144 días antes de ser asesinado el 30 de enero de 1948 por Nathuram Godse.

En 1973 el Gobierno de India la compró y decidió abrirla al público para que pudieran conocer en mayor profundidad la vida de Gandhi, convirtiéndose así en una casa-museo.

Allí, podéis encontrar: su famosa rueca, telares, una biblioteca, entre otros enseres. Además, tenéis marcados en el suelo las últimas pisadas de Gandhi.

A nosotros nos gustó mucho la visita, nos pareció interesante. Admiramos la vida de Gandhi, por lo que sentir estar allí, donde pasó sus últimos días, fue una experiencia enriquecedora que nos llevamos en nuestra mochila.

Puerta de India

La Puerta de India está en Rajpath (camino de los reyes) y  fue construida en honor a los soldados fallecidos (más de 90.000) en la Primera Guerra Mundial y en las Guerras Afganas de 1919.

Puerta de India, Delhi

Bajo la famosa puerta, podemos ver una “llama” considerada eterna y conocida como la “llama del guerrero inmortal” (Amar Jawan Jyoti)  que marca el punto de la tumba del soldado desconocido y como su nombre indica, está allí en honor a todos los soldados desconocidos fallecidos, que murieron en los enfrentamientos entre India y Pakistán en 1971.

Si tenéis ocasión, id a visitarla al atardecer y, así podréis verla con luz e iluminada al caer el sol, ¡muy chula!

Puerta de India, Delhi

Mercado de Chandni Chowk

El mercado de Chandni Chowk es el más antiguo de la ciudad, y, junto al bazar, nos parece una visita divertida y natural de conocer Delhi.

Mercado de Chandni Chowk, Delhi

Como todo en Delhi, encontraréis un mercado rebosante de gente por todas partes, donde os venden lo que haga falta ¡y si no hay, lo encuentran!

Si queréis una experiencia “real” y “no turista” este es vuestro sitio.

Rajpath (Rashtrapati Bhavan)

Rashtrapati Bhavan es la residencia oficial del presidente de India, razón por la cual no se puede visitar el interior de los edificios, pero si sus alrededores.

Fue construido durante el imperio británico. Durante los 19 años que duró la construcción, se edificaron 340 estancias, donde destacan los jardines mongoles.

Una visita que bien podéis combinar con la puerta de la India ya que se encuentra a escasos minutos en rickshaw. Os recomendamos que vayáis a visitarlo una vez caiga el sol. Así lo hicimos nosotros y lo disfrutamos mucho, ya que todos los edificios se iluminan regalando un espectáculo precioso.

Templo de Akshardham

En el templo hindú de Akshardham podréis sentir la tradición, la espiritualidad y la cultura del hinduismo.

La entrada al templo es muy actual, las visitas están permitidas desde 2005.

Construido en arenisca roja, como otros monumentos representativos de la ciudad, como por ejemplo el Fuerte Rojo; puede presumir de no necesitar ningún soporte de cemento o acero.

Con 234 columnas, 9 cúpulas y 20.000 imágenes, tenéis para distraeros un buen rato, viajeros.

Además del edificio central, cuenta con unos jardines con estatuas, en honor a los guerreros y patriotas nacionales, además de a las heroínas femeninas que inspiraron al país con sus grandes valores.

Datos prácticos del templo de Akshardham

La entrada es gratuita. Tendréis que pagar solo si queréis visitar las exhibiciones o el espectáculo de la fuente musical.

No está permitido hacer fotos dentro del recinto (podéis dejar las cámaras en las taquillas de la entrada).

El templo de Loto

Construido en 1986 ha recibido galardones arquitectónicos, bien merecidos, ya que es impresionante observarlo desde fuera.

La forma en la que está construida, representa una flor de loto blanca semiabierta, siendo ésta, la flor nacional de India, significando paz y pureza.

Es un mausoleo de la religión “Bahá’i” (pero, ¿cuántas religiones hay en este país? Sentaos, viajeros, sentaos, cuando penséis que las habéis oído todas de repente llega una nueva desconocida jajaja).

Está abierto al público desde 2002, atrayendo, desde entonces, alrededor de 50 millones de visitas.

¿Baha qué?
El Bahaísmo es una religión monoteísta que sigue las enseñanzas de Bahá’u’lláh, a quien consideran, la manifestación de Dios en la actualidad. Sus principios son: la unidad de Dios, la unidad de la humanidad y la unidad de la religión. Entre las religiones independientes, el bahaísmo es la segunda con más repercusión en el mundo estableciéndose en 247 países con más de 2100 étnias. Entre sus principios sociales encontramos: la búsqueda individual de la verdad, la unidad de las religiones, la igualdad entre hombres y mujeres o la eliminación de la pobreza o riqueza extrema, entre otras.

Ugrasen ki Baoli

Ugrasen ki baoli (o el baño de Ugrasen) es un monumento protegido por el Estudio Arqueológico de India. “Baoli” significa baño con escalones.

Ugrasen Ki Baoli, Delhi

Estos baños son realmente ¡enormes! no esperábamos que fuesen tan grandes, y nos sorprendió bastante al entrar.

Ugrasen Ki Baoli, Delhi

Es una visita atípica en el recorrido por Delhi (el viajero no suele incluirlo en su itinerario, si va con poco tiempo), pero a nosotros nos pareció una visita curiosa y os recomendamos ir a echar un ojo.

Ugrasen Ki Baoli, Delhi

Datos prácticos en Delhi

¿Cuántos días estar en Delhi?

En nuestro caso invertimos en Delhi 4 días, y uno lo usamos para descansar en el hotel y trabajar.

Si vais justos de tiempo, en 1 o 2 días podéis ver lo imprescindible de la ciudad, si contratáis un rickshaw, pactando un precio para que os acompañe durante el día, o, si os organizáis bien con el trasporte público, tampoco tendréis ningún problema.

Como ya hemos venido recomendando en post anteriores, nosotros, encontramos otras zonas de India más bonitas y disfrutonas, como GOA, Hampi, o el Rajasthán, por lo que acortaríamos nuestra estancia en Delhi, en caso de tener poco tiempo, pero, ¡para gustos, viajerxs!

¿Cómo llegar a Delhi?

Muchos viajeros llegan a Delhi, vía aérea por el “Aeropuerto Internacional de Indhira Gandhi”. Para llegar al centro de Delhi desde el aeropuerto, vuestra mejor opción es el metro; tenéis que coger la línea naranja (“airport express”) que conecta desde la Terminal 3, pasando por “Dwarka” y finalizando en la “Estación Central de Trenes de Nueva Delhi”.

Para moveros por la ciudad os recomendamos coger autobuses urbanos (que por pocas rupias os conectarán con diferentes lugares de la ciudad) o en tren.

Como ya sabemos que el tema de los trenes en India, trae de cabeza al viajero, aquí te lo contamos todo.

En nuestro caso, hicimos el trayecto en tren desde Mumbai a Delhi por 865INR (10,5€).

 ¿Dónde dormir en Delhi?

En Delhi, nos hospedamos en el hotel “Vijay Inn”, si podéis elegir, escoger la habitación de la planta baja; es una habitación doble con baño privado súper cómoda y económica.

Hotel Vijay Inn, Delhi

En este hotel, probamos dos habitaciones: la primera, la que os contábamos anteriormente, y la segunda, en la última planta, para tres personas (porque vino a vernos Álvaro, un amigo de España) que contaba con una cama doble y una individual con baño privado.

La habitación para tres no nos gustó. Había bastante ruido del generador y estaba mucho menos cuidada (además de que olía a tabaco).

Pros: para nosotros, que vamos modo “low cost” estuvo genial, porque pagábamos 600INR (7,5€) y, era una habitación muy limpia y cómoda. Además, el personal fue muy amable y atento con nosotros.

Contras: si vais más de dos personas, no os recomendamos las habitaciones de tres por las malas condiciones en las que está. La ubicación del hotel, aunque buena para moveros, está bastante escondido entre callejuelas, para nosotros no fue un problema, pero es algo que tenemos que puntualizar para que el viajero lo tenga en cuenta.

 Nuestro presupuesto en Delhi

Nosotros tuvimos un gasto por persona y día de 797INR (9,98€) donde está todo incluido: transportes, comidas, hoteles, gastos personales, etc.

Como siempre os decimos, este es nuestro presupuesto, y lo podéis tomar como orientación, pero, nosotros llevamos un estilo “low cost”, por lo que, por ejemplo, si dormís en grandes hoteles, se os subirá mucho el presupuesto.

De todas formas, como ya os venimos contando en posts anteriores,India es un país baratísimo, y, mucho lujo tendréis que llevar para tener un gasto elevado.

Os dejamos algunos ejemplos de precios en Delhi:

Hotel habitación doble con baño privado: 600INR (7,5€)

• Cena dos hamburguesas con patatas: 540INR (6,7€)

• Té Chai: 10INR (0,12€)

• Almuerzo dos platos de pasta: 460INR (5,7€)

• Bus seis paradas: 20INR (0,25€)

• Dos cervezas: 400INR (5,01€)

¿Dudas sobre Delhi?

¡déjanos un comentario y te lo contamos todo!

¡Crezcamos juntos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos: El responsable del proceso es masmochilaymenosrutina. Tus datos serán tratados para gestionar y moderar tus comentarios. La legitimación del tratamiento es por consentimiento del interesado. Tus datos serán tratados por Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.