Qué ver y hacer en Katmandú, imprescindibles

¿Ir o no ir a Katmandú?

¿Saltarse la capital nepalí? la verdad es que no lo contemplamos. Íbamos con la idea de ver diferentes caras del techo del mundo y así lo hicimos.

Probablemente habréis oído consejos sobre reducir vuestra estancia en la capital nepalí al tiempo mínimo imprescindible. Quizás también hayáis oído eso del caos, el ruido y el polvo. Nada falta a la verdad, pero, ¿sabéis que? nosotros hemos disfrutado y hemos salido encantados de la ciudad.

Y mira que las ciudades grandes no son lo nuestro, solemos preferir ciudades pequeñas o pueblos en la naturaleza, pero….Katmandú tiene algo que nos encantó desde el primer momento.

De hecho, cuando llegamos, nos pareció un remanso de paz, que diréis, ¿estáis locos?, la razón era porque llegamos después de haber pasado dos meses completos recorriendo India, y amigos viajeros, aún no hemos conocido nada tan caótico, ruidoso y sucio como la India.

Total, que con la broma, pasamos más de quince días en Katmandú (eso sí, trabajando y descansando gran parte de ellos), y, si nos apuráis, como siempre, hubiésemos estado un poquitín más.

¿Qué ver en Katmandú?

Katmandú es la capital de Nepal y está situada a 1317 metros sobre el nivel del mar dentro de un gran valle.

Entre el polvo y sus callejuelas, encontraréis una ciudad auténtica, repleta de templos y palacios que no os dejarán indiferentes.

Cuenta nada más y nada menos que con siete edificios considerados como Patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Eso sí, muchos de ellos deteriorados por la contaminación o los terremotos que han azotado a la ciudad.

Katmandú, Nepal

Aunque es la ciudad más poblada de Nepal, apenas llega a tener 1.000.000 de habitantes, lo que no es mucho en comparación con países vecinos como India o China.

La plaza Durbar

Probablemente la plaza Durbar (que significa «lugar de palacios») sea el espacio turístico más conocido de Katmandú, y también la zona peor conservada, después de que la azotara fuertemente el terremoto de 2015, que destruyó gran parte del patrimonio de la capital.

La importancia de esta plaza reside en que, fue el emplazamiento real durante mucho tiempo y por ser el espacio donde se procedía a la coronación de reyes.

Entrada a la plaza Durbar, Katmandú

Dentro de esta plaza se ubican nada más y nada menos que 50 templos en torno a las tres plazas internas, espacio el cual, a pesar de su mal estado de conservación, como veníamos apuntando con anterioridad, está considerada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Lo más llamativo de la plaza, es ver a la Kumari, eso sí, no le podéis hacer ninguna fotografía.

Tanto los hinduistas como los budistas nepalíes, entienden a la Kumari (que significa «niña virgen») como una diosa en vida. Muchos creen que la Kumari es una reencarnación de la diosa Taleju, eso sí, hasta que a la niña le llega el periodo. Una vez llegada la menstruación se entiende que Taleju sale de su cuerpo (suelen ser elegidas, en torno a los tres años, durante ese intervalo de tiempo es una figura venerada). La Kumari, debe pertenecer a la casta Shakia, es decir, a la comunidad Newari.

Hay muchas Kumaris alrededor del país, aunque la más famosa es la «Kumari Real de Katmandú», en el palacio de Kumari Ghar.

Nosotros decidimos no ir a verla en símbolo de protesta, ya que a las niñas que escogen como Kumaris las tienen encerradas en el palacio, y se les niega el acceso a salir de él, acceder a la escuela, ir a jugar o relacionarse con otros niños de su edad.

Exposición sobre la plaza Durbar antes y después del terremoto, Katmandú

Además de la figura de la Kumari, lo que más llama nuestra atención, y la de muchos viajeros, es que esta plaza pública tiene un precio de entrada.

Sí, como lo oís, una plaza en la que debéis pagar para acceder a ella y en la que no se paga especialmente poco.

En teoría, el dinero de la entrada será destinado a la rehabilitación de la misma, algo que en cuanto lleguéis, veréis, que de verdad no tiene nada, ya que la plaza sigue igual de deteriorada que años atrás y que en la misma solo están trabajando dos o tres operarios, lo que nos hace pensar que el dinero recaudado se destina a otros fines, lejos de la restauración del patrimonio de la ciudad.

Puestos de artesanía antes de entrar en la plaza Durbar, Katmandú

Como no estábamos de acuerdo en pagar el precio desmesurado de la entrada, decidimos dar un rodeo a la plaza.

Para nuestra sorpresa solo hay ventanilla de ticket en las tres entradas principales, y en el resto de calles puedes entrar sin que nadie te diga nada.

Dentro de la plaza nadie nos pidió ningún ticket. En principio, si que te exigen el ticket para entrar al museo, sin embargo, nosotros pudimos entrar sin él, suerte suponemos, jeje.

Datos prácticos de la plaza Durbar

Precio de la entrada: 1000NPR (alrededor de 8€)

El barrio mochilero de Thamel

Si tenéis ocasión, elegir vuestro hotel en este barrio, está lleno de ambiente mochilero (y, además, es muy económico), tenéis una amplia gama de restaurantes a elegir, y, es una zona perfecta para adquirir material de montaña, comprar mapas, artesanía, souvenirs, preparar vuestro trekking o, simplemente, conocer gente nueva.

Barrio de Thamel, Katmandú

Aunque lo mejor de todo es que, está en pleno centro de la ciudad, y os será muy cómodo desplazaros teniendo el campamento base en este barrio.

Si no dormís aquí, daros un paseo y hacer algunas compras.

Nosotros en este caso, elegimos pequeños establecimientos familiares para hacer algunas compras en forma de regalo para la familia.

Contribuir en la economía local, comprando en pequeños comercios, es una pieza fundamental donde el viajero puede poner su granito de arena, para mejorar la economía de los que más necesitan tu apoyo.

Barrio de Thamel, Katmandú

Aunque tenéis mucha oferta en este barrio de comida occidental, os recomendamos un restaurante de comida tradicional nepalí, el «Legendary fresh food chicken», donde comimos varios días y todo está riquísimo.

Nuestro plato favorito son los momos fritos con arroz. Si vais, ¡no olvidéis mandadnos una fotillo!

La estupa de buda, Boudhanath

Es una de las estupas más grandes de Nepal,  Asia, e incluso del mundo, ahí es nada.

En 1979 fue nombrada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y, ¡no nos extraña!

Nosotros lo tenemos claro, es nuestro lugar favorito de Katmandú. Fue lo primero que visitamos en la ciudad y donde nos vimos completamente rodeados de misterio, de el sonido de las ruedas de la plegaria al girar y de monjes tibetanos por todos lados.

Templo de Boudhanath

En torno a esta estupa, se han construido más de 50 monasterios para los refugiados tibetanos que llegan desde China.

Todos los días, a las 7 de la mañana se hace un ritual, en el que los creyentes dan tres vueltas completas a la estupa mientras recitan el manta «Om Mani Padme Um» a la vez que se derrama pintura sobre la misma.

Templo de Boudhanath, Katmandú

En esta plaza, también os pedirán un ticket para entrar. 

Solo os pedirán que compréis el ticket si entráis desde la puerta principal. Dando un poco de rodeo no os pedirán ningúna entrada y podréis pasar sin pagar.

Templo de Boudhanath, Katmandú

Datos prácticos de Boudhanath

Entrada: 250NPR (alrededor de 2€)

Podéis llegar hasta este templo caminando desde Thamel (unos 5.5 km), cogiendo la línea de autobús desde Ratna park o simplemente cogiendo un taxi.

Pashupatinath

El templo pashupatinath es el más importante para los hinduistas en Katmandú, el cual está dedicado al dios Shiva.

El escenario que aquí podréis presenciar es muy similar al que se da en la ciudad sagrada de Varanasi, India.

Peregrinos de todo el país vienen a visitarlo y a homenajearlo.

Además de un templo (al que solo pueden acceder a su interior los hinduistas) es uno de los crematorios de la ciudad, razón por la que nos evoca a la famosa Benarés.

Entrada a Pashupatinath, Katmandú

Para acceder al recinto exigen una entrada desorbitada de alrededor de 13€. Considerando por un lado, que ya habíamos estado en Varanasi y por lo tanto ya habíamos presenciado algo similar, y por otro lado, que no nos parece ético pagar por ver cremaciones, decidimos no entrar.

Como seña del circo en el que se ha convertido, distintos «sadhus» se pasean por el templo pidiendo fotos a cambio de dinero.

Datos prácticos de Pashupatinath

La entrada: 1300NPR (alrededor de 13€)

Swayambhu (templo de los monos)

El templo de los monos es una fusión entre el budismo y el hiduismo en Katmandú, elegido desde 1979 como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, un titulo más que merecido.

Tal es su importancia, que se ha convertido en una ruta de peregrinación. Cientos de fieles vienen a visitarlo cada año, procedentes de distintos puntos del país.

La estupa, simboliza la tierra, y, la estructura donde está dibujada la cara de buda, los cuatro puntos cardinales.

La estructura superior de 13 niveles, simboliza las trece etapas que se deben superar para llegar al Nirvana.

Un buen momento para ir a visitarlo es al atardecer, ya que se encuentra en una colina, desde donde tendréis unas grandes vistas de la ciudad.

Datos prácticos  de Swayambhu

Entrada: 150NPR (alrededor de 1,20€)

Cómo llegar: podéis llegar caminando desde la plaza Durbar en un paseo de 30 minutos fue lo que nosotros hicimos y os lo recomendamos. Sino os apetece caminar, podéis llegar en taxi.

Excursiones por los alrededores de Katmandú

Katmandú es muuuucho más, por eso estamos cocinando un post aparte, donde os contamos qué excursiones hicimos nosotros y cuáles son también interesantes, pero no nos dio tiempo a ir, ¡este ritmo slow…!

Datos prácticos en Katmandú

¿Cómo llegar a Katmandú?

El primer y más valioso consejo que podemos daros después de recorrer el país durante un mes y medio es: id con tiempo de sobra.

Las carreteras de Nepal son famosas por sus caminos sin asfaltar y con obstáculos y por la falta de compromiso en los horarios tanto de salida como de llegada.

Lo normal, es que hagan decenas de paradas para todo: recoger cabras, entregar correo, recoger a un primo, amiga, o vecino del conductor.

Autobús público en Nepal

Pueden parar incontables veces, por lo que, os aconsejamos que os lo toméis con paciencia y como una experiencia más del viaje.

Nosotros íbamos preparados a ello y nos lo tomamos con diversión, pero, si vais con el tiempo justo, no será tan divertido.

En nuestro caso, llegamos a Katmandú desde Pokhara en transporte público, autobús.

El bus salió y llegó más o menos con puntualidad y tardamos unas 6h en llegar pagando 430NPR (3,41€) (hablando con viajeros, los precios del bus oscilan entre 400 y 700NPR, dependiendo del tipo de bus y horario).

Os aconsejamos llevar algo de abrigo para los transportes si cogéis el servicio nocturno, ya que las ventajas no suelen encajar bien, y, están constantemente abriendo las puertas para hacer las paradas.

Hablando de curvas y malas condiciones en el país, aprovechamos para recordaros la importancia de llevar un buen seguro de viaje en países del estilo de Nepal.

Desde luego no nos apetecería tener un problema en un país con pocas infraestructuras y tener que acudir a un hospital público.

En nuestro caso, a Barbas le picó una garrapata y tuvimos que echar mano de nuestro seguro de viaje, el que siempre usamos es Iati seguros.

Para nosotros viajar con seguro de viaje es lo más importante, y en la única cosa en la que no escatimaríamos en el ámbito económico.

Si estáis pensando en contratarlo, lo podéis hacer a través de este link, donde vosotros obtendréis un descuento del 5% y nosotros una pequeña comisión con la que nos ayudaréis a seguir viajando.

¿Cuántos días estar en Katmandú?

Como os decíamos al principio del post, pasamos más de 15 días en Katmandú, pero gran parte de esos días lo invertimos en descansar y trabajar en el blog.

Realmente, si os organizáis bien con rickshaw o taxi, en dos días, podéis ver lo imprescindible de la ciudad.

Tienda de artesanía, Katmandú

Una muy buena opción es llevar una actividad contratada con una agencia de habla española, como por ejemplo una excursión por los templos de Katmandú o alguna excursión como puede ser sobrevolar el Everest.

Os dejamos aquí nuestra empresa de confianza, a vosotros os costará lo mismo y nosotros obtendremos una pequeña comisión con la que nos ayudaréis a seguir viajando.

¿Dónde dormir en Katmandú?

Nosotros dormimos en «Thammel hostel», en el famoso barrio de mochileros con su mismo nombre, Thammel.

Elegimos una habitación privada con baño compartido con desayuno incluido en la que pagábamos 745NPR por noche (alrededor de 5,98€).

Rueda de las plegarias, Katmandú

El hostel era sencillo y humilde, no esperéis lujos. Para nosotros era más que suficiente, ya que estaba limpio, el desayuno estaba rico, y, lo mejor de todo para nosotros, es que tenía una cocina de uso común (después de cuatro meses viajando, la recibimos como una bendición).

Otro punto a su favor es que tenía ducha con agua caliente eléctrica y no por placa solar, que en pleno diciembre se agradece mucho.

Si queréis un 10% de descuento en vuestra reserva en Katmandú, y, además, ayudarnos a seguir viajando, podéis reservar vuestro hotel desde el siguiente link.

Nuestro presupuesto en Katmandu

En Katmandú, tuvimos un gasto por persona y día de 1132NPR (alrededor de 9€).

Como siempre os decimos, tened nuestro presupuesto como algo meramente orientativo, pero pensad que luego tendréis que ajustarlo a vuestros gustos y ritmo viajero.

No es lo mismo dormir en un hotel de cuatro estrellas que en un albergue, vaya, ¡que cada viajero es un mundo!

Os dejamos algunos precios orientativos para que os hagáis una idea:

Desayuno dos personas tostadas y café 275NPR (alrededor de 2,18€)

Habitación privada 694NPR (alrededor de 5,5€)

Bolsa de fruta 250NPR (alrededor de 1,98€)

Cena dos platos de pasta 550NPR (alrededor de 4,3€)

Croissant en panadería 50NPR (alrededor de 0,39€)

Taxi del centro al aeropuerto 500NPR (alrededor de 3,97€)

¿Aún con dudas sobre la capital nepalí?

¡déjanos un comentario!

¡Crezcamos juntos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos: El responsable del proceso es masmochilaymenosrutina. Tus datos serán tratados para gestionar y moderar tus comentarios. La legitimación del tratamiento es por consentimiento del interesado. Tus datos serán tratados por Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.