Visitar por libre el volcán Ijen

¿Visitar el volcán Ijen si o no?

EL volcán Ijen es un lugar que tiene defensores y detractores ¡y no por falta de belleza! a decir verdad, nosotros también meditamos sobre si ir o no, pero como ya sabéis, la curiosidad (que mató al gato) del viajero es imparable…

La visita al volcán Ijen es uno de los mayores atractivos turísticos de la isla de Java. En realidad, no es uno, sino un grupo de volcanes que están dentro de la caldera de Ijen, con un diámetro de 20km.

Su punto más alto son 2799 metros de altitud y su última erupción fue en 1982. Es tan famoso por la inmensa cantidad de azufre que alberga en su interior.

Con puntos que alcanzan temperaturas de más de 600º, el azufre sale por cualquier grieta hacia el exterior, lo que crea un espectáculo natural que puede verse en pocos puntos del mundo.

¿Visitar Ijen en tour organizado o por libre?

A diferencia del Bromo en el que casi no había diferencia de precio entre hacerlo por libre o hacerlo en tour organizado (los fines de semana), en el caso de el volcán Ijen si que existe una diferencia económica entre hacerlo por libre o en tour organizado.

Os dejamos los precios de ambas opciones que nos ofrecía nuestro hotel (Gandrungcity Hostel):

⇒ En tour organizado:
• Cena la noche anterior.
• Máscara antigas y linterna.
• Transporte a desde Banyuwangi a  Ijen (tiempo de 01:00 a 08:00 para visitarlo por libre).
• Transporte de vuelta desde Ijen a Banyuwangi.
• Desayuno el día después.
• Noche de hotel para descansar.

Precio total de hacerlo con tour organizado: 350.000idr (aprox 21,98€) precio entre semana o 400.000idr (aprox 25,12€) en fin de semana.

⇒ Por libre:
• Alquiler de moto y gasolina: 80.000idr.
• Tarifa entrada entre semana: 100.000idr.
• Alquiler máscara antigas y frontal: 15.000idr.

Precio total de hacerlo por libre: 115.000idr  (7,21€).

Debido a la diferencia de precio entre una opción y otra, decidimos hacerlo por libre ¡el presupuesto mochilero ha hablado!.

Nuestra experiencia en Ijen

Salimos a las 00:00 de la noche dirección al Ijen, en la moto que habíamos alquilado, en un trayecto en moto de 1h y media, la carretera está en buen estado por lo que no debéis de preocuparos, pero, eso sí, llevad abrigo porque ¡hace un frío que pela!.

No tiene perdida, a la entrada os encontraréis primero una primera ventanilla donde tendréis que pagar 5.000idr (aprox 0,31€) por entrar con la moto en el recinto.

Tasa por entrar con un vehículo al interior del recinto

Seguiréis por un camino de curvas durante 1h y media hasta que veáis un letrero del Ijen (no tendréis pérdida porque veréis a más gente haciendo el mismo camino).

En la misma entrada podréis aparcar vuestro vehículo en un parking gratuito.

Una vez allí, tendréis que dirigiros a la ventanilla para comprar el ticket de entrada al parque natural (100.000idr entre semana y 150.000idr los fines de semana).

Precios de entrada al parque natural Ijen

Ticket en mano, en mitad de la madrugada totalmente a oscuras, nos dispusimos a comenzar el sendero que nos llevaría hasta la entrada al cráter durante 1h y media.

No os preocupéis por perderos en el camino, ya que no tiene pérdida, además de que habrá muchísima gente allí e iréis todos en la misma dirección.

De verdad, fli-pa-mos con la cantidad de gente que había allí, parecía la feria de abril.

Sendero de acceso a Ijen

Al poco de empezar el sendero vimos a los famosos «porteadores», chicos locales que llevan un carrito con cuerdas y ofrecen un servicio para subir al turista hasta la entrada al cráter…

No os podéis imaginar lo bochornoso que nos pareció, sobre todo por la actitud soberbia de aquellos que se subían al carrito, mirando por encima del hombro a los demás.

Qué pasa, ¿al llegar a la entrada te has dado cuenta de que te pesa el culo? ¡por favor! nos recordó a esas escenas de documentales donde los egipcios cargaban con cuerdas pesadas piedras para las pirámides de Giza.

De repente parecíamos estar en otra época.

Porteadores volcán Ijen

El camino, a tramos, sino estáis muy en forma ¡ánimo, Fani! puede hacerse pesado alguna vez, por lo que no olvidéis llevar ropa cómoda y agua para toda la noche (nosotros siempre llevamos nuestra botella potabilizadora Lifestraw).

Una vez lleguéis a la explanada de entrada al cráter, y digas, ¡uf, vaya subidita! en medio de la oscuridad, avistaréis carteles que dicen «prohibido bajar al cráter» y otros diciendo «punto de observación del fuego azul«.

Cartel que prohíbe el descenso al cráter

Pero, si está prohibido explícitamente…¿por qué no hay nadie controlando? si, de hecho…hay decenas de personas en el sendero, explanada y bajando al cráter, ¿es que no conviene controlarlo?

¡Tachán, viajeros! al gobierno indonesio NO le interesa controlar la entrada al Ijen porque sino la gente no vendría a visitarlo, ¿por qué? por el famoso FUEGO AZUL.

Este famoso fuego azul no es más que azufre en combustión, un fenómeno natural que solo es posible verlo en dos lugares del mundo: Islandia, y en el volcán Ijen, Indonesia.

Además, en Ijen, solo es visible en plena madrugada hasta alrededor de las 05:00 de la mañana, hora en la que comienza a desaparecer.

Un espectáculo natural que se hizo famoso después de que National Geographic lo contase.

Y este, fuego azul, es la gran maravilla que atrae a decenas de viajeros cada noche al interior del Ijen, y que, aunque este prohibido, no se controla, debido a que si se controlase la entrada, y por lo tanto, no se pudiera acceder a ver el famoso fuego azul, los viajeros dejarían de venir, y por lo tanto el estado dejaría de ganar esas sumas de dinero.

Camino hacia el cráter de Ijen

¡Eso si! nadie te asegura verlo, muchos viajeros cuentan que después del madrugón, camino en moto, sendero, etc….no consiguieron verlo.

Nosotros, algo nerviosos y expectantes, y, a pesar de las prohibiciones del cartel, comenzamos a descender.

No se le puede llamar camino, porque no hay uno como tal, sino que tienes que descender en un espacio empedrado.

No es peligroso, si vais con cuidado y sentido común, pero si que os aconsejamos que llevéis frontal (en vez de linterna) por si en algún momento necesitáis usar las manos.

Borde del cráter, Ijen

¿Cuando tengo que ponerme la máscara antigas?
Era una pregunta que ambos nos hacíamos, y, ¿cuando deberé ponerme la máscara? tranquilx, lo sabrás. Llegará un momento en el que empezarás a oler ese inconfundible tufillo a huevo podrido y tu cuerpo te pedirá ponértela.

Máscara antigas, Ijen

Después de unos 30 minutos descendiendo entre piedras, llegamos al interior del cráter, y…..allí estaba…..completamente en calma….sin nada de viento….como si el tiempo se congelase…..EL FUEGO AZUL.

No podíamos creerlo: todo nuestro alrededor ARDÍA….de manera completamente natural.

Fuego azul, volcán Ijen

De repente todo mereció la pena: el madrugón, el camino en moto pasando frío, el sendero, la bajada entre piedras…tuvimos la gran fortuna de verlo en todo su esplendor, estaba por todas partes, en el suelo, en la ladera…sin duda uno de los mejores momentos de todo este gran viaje.

Pero, de pronto…, los vimos. Los mineros, y esos enormes…bloques de azufre. 

Bloques de azufre, Ijen

El volcán Ijen es uno de los pocos lugares donde los mineros hacen este trabajo.

Cargan bloques de azufre en cestas, superando la carga de su propio peso. Cuando el viento sopla y mueve el azufre, no se puede respirar y los ojos te lloran….ellos no llevan máscaras antigas.

Una maquinaria pasa el rojizo azufre en estado líquido, enfriándolo y convirtiéndose en amarillo hasta que, finalmente, se solidifica.

Las cestas que cargan los mineros pueden pesar alrededor de 80kg.

Una barbaridad…sobre todo teniendo en cuenta que bajan y suben por ese camino empedrado completamente fuera de la seguridad.

A cambio de cada kilo que entregan le pagan unos pocos céntimos.

Estos mineros respiran ácido sulfúrico y ácido clorídico…cada día, por un sueldo miserable.

Ijen

Nos quedamos bloqueados. Nosotros, que íbamos allí a ver una maravilla del mundo natural, nos encontramos con una cruda realidad.

Procuramos ser lo más cuidadosos posibles, no interfiriendo en su trabajo en ningún momento.

La verdad es que en todos los momentos que vimos que turistas se cruzaban con ellos, les cedieron el paso poco antes de que llegasen para  no ralentizar su camino.

Por otra parte, y salvando las precarísimas condiciones en las que trabajan, los mineros han visto oportunidad en este ambiente.

Por el camino de vuelta, encontramos algún puestito que otro, en el que los mineros vendían souvenirs hechos con bloques de azufre. Además de los souvenirs, también invitan a que los turistas se hagan fotos con ellos a cambio de propina.

Bloques de azufre, Ijen

Nos dispusimos a ascender de nuevo por el camino empedrado hasta la boca del cráter, mientras subíamos comenzaba a amanecer y la luz nos enseñaba lo que, hasta el momento, habíamos vivido en completa oscuridad.

Ahora veíamos el camino de piedras que hacía unas horas habíamos bajado, la boca del cráter, y….el lago.

Ijen

Bueno, más bien, ¡lo que pudimos ver! terminamos de ver el amanecer con vistas al lago, aunque no tuvimos la suerte de verlo completamente despejado.

Ijen

Tip
En nuestra cuenta de instagram @masmochilaymenosrutina puedes ver los stories destacados de la isla de Java y seguir nuestros pasos.

Datos prácticos para visitar el volcán Ijen

¿Cómo llegar hasta el volcán Ijen desde probbolingo?

El pueblo más cercano para visitar el volcán Ljen es Banyuwangi, así que allí fue donde montamos nuestro campamento base.

Nosotros llegamos a Banyuwangi desde Probolinggo (la ciudad donde habíamos pasado los últimos días para visitar el volcán Bromo).

Para hacer ese trayecto, tenéis tres opciones: alquilar un vehículo privado, autobús público o tren.

En nuestro caso, decidimos ir en autobús porque era la opción más económica.

Ya habíamos leído en distintos blogs que la estación de autobuses de Probolinggo era bastante conflictiva y que la controlaba una mafia, por lo que íbamos cargados de «paciencia».

Estación de autobús de Probolinggo

Después de discutir y negociar como más de una hora, conseguimos un ticket por 40.000idr (aprox 2,48€) siendo el precio inicial que nos daban, 90.000idr (aprox 5,65€).

Ticket oficial de Probolinggo a Ketapang

Si volvíesemos a hacer el trayecto, elegiriamos el tren, para ahorrarnos la pérdida de tiempo en la estación de autobuses, ya que después comprobamos que había billetes de tren por 88.000idr (aprox 5,52€) y otro por 29.000idr que sale a las 06:20 de la mañana.

Estación de autobús de Probolinggo

El trayecto de autobús duro alrededor de 7h y media (en coche son unas 4h y media), eso sí fuimos en un autobús local en vez de un «tapas», que es más cómodo.

El autobús no nos dejaba en Banyuwangi, sino en Ketapang, una ciudad antes de Banyuwangi, ya que no conseguimos un autobús directo.

Desde Ketapang a Banyuwangi podéis ir en las minivans amarillas que cuestan 10.000idr (aprox 0,62€) por persona (nosotros tuvimos la suerte de que el dueño del hotel nos recogiese de la estación y llevase al hotel).

¡Ojo! la estación de Probolinggo es famosa por sus timos
Lo podéis leer en bastantes blogs, Tripadvisor, incluso en Lonely planet. A veces con violencia, por lo que andaos con ojo. Lo mejor es que comprobéis el precio justo del trayecto que vais a hacer tanto en blogs como en Tripadvisor (siempre buscando la referencia más actual…si consultáis un post de 2015, probablemente no os ayude la referencia). Si sabéis el «precio justo», insistid, terminarán dandooslo, y no paguéis hasta que dentro del autobús el señor que lleve los tickets os de uno.

  • ¿Dónde dormir para visitar el volcán Ijen?

El mejor lugar donde puedes hacer campamento base en tu visita al Ijen, es el pueblo de Banyuwangi.

Allí, nos hospedamos en el hotel «Gandrugcity Hostel«, donde podemos decir alto y claro que. ¡nos trataron como en casa!

Llegamos tarde a la estación de «Ketapang», y no encontrábamos transporte para llegar a Banyuwangi, por lo que le escribimos un mensaje al dueño del hotel para que nos esperase y no perdiésemos esa noche de hotel, que ya habíamos pagado desde Booking.

Para nuestra sorpresa, Nino (el dueño) se ofreció a recogernos a los dos de manera desinteresada, ¡no os imagináis la cara que se nos quedo! una sonrisa de oreja a oreja y nos hizo pensar que quedaban muchas buenas personas por el mundo.

  • Gandrugcity hotel, Banyuwangi

Además de este gesto, Nino nos trató genial durante toda nuestra estancia: aconsejándonos lugares de interés que visitar en los alrededores e informándonos sobre la visita al Ijen, a quien le alquilamos la máscara antigás y la moto ¡ah, y nos dejó ropa de abrigo a los dos, porque no teníamos!

  • Gandrugcity hotel, Banyuwangi

El hotel en sí, es muy muy humilde por lo que ¡no espereis lujos!, para nosotros, tenía todo lo que necesitábamos.

Estuvimos en una habitación privada con baño compartido y desayuno incluido por la que pagábamos 39.522idr (aprox 2,48€).

Además, Nino tiene un restaurante ¡aunque aún está en construcción, sirven comidas y cenas! en la misma calle del hotel, donde hicimos toooodos los almuerzos y todas las cenas, los días que estuvimos ¡vaya precios y que rico estaba todo!

  • Gandrugcity hotel, Banyuwangi
  • Además, pone a la disposición de los clientes todas las comodidades, incluso puedes encargar la comida poniendo un whatsAap y al rato ir hacia el restaurante.
  • Gandrugcity hotel, Banyuwangi

Si queréis reservar en este o en cualquier otro hotel de Booking, os dejamos aquí un 10% de descuento.

  • ¿Aún con dudas sobre vuestra visita al volcán Ijen?
  • ¡déjanos un comentario!
¡Crezcamos juntos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos: El responsable del proceso es masmochilaymenosrutina. Tus datos serán tratados para gestionar y moderar tus comentarios. La legitimación del tratamiento es por consentimiento del interesado. Tus datos serán tratados por Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.