LifeStraw

¡Qué sed tengo!

¡Mira! allí podemos rellenar la botella.

En todo viaje, trekking o paseo por cualquier ciudad del mundo, el agua se vuelve uno de nuestros mejores amigos. Si ya, en los países donde nos encontramos son muy húmedos o cálidos es más, una cuestión de salud que de vicio.

En este post, os queremos hablar de unos de nuestros productos preferidos para viajar a cualquier lugar y uno de los mejores regalos que se le pueden hacer a un viajero o senderista, por navidad, cumpleaños o amigo invisible, la botella Lifestraw go o la “pajita” Lifestraw.

Muchas veces caminamos por sitios remotos, donde el abastecimiento de agua es complicado o con precios prohibitivos. En las ciudades no solemos tener ese problema, pero de igual modo los precios a veces son más altos de lo que deberían ser, para un bien esencial, como es el agua. Como ejemplo, Aena, ha tenido que intervenir en los aeropuertos españoles, por los abusivos precios que tenía este producto, regulando su precio actual.

A parte del precio, otra cuestión, a tener muy en cuenta, es la cantidad de plástico que consumimos con la compra de tantas botellas de plástico.

En nuestro primer mes, de este viaje indefinido, viajamos por todo Egipto, contabilizando la compra de 65 botellas de agua, en 29 días.

El error de no haber salido con nuestra Lifestraw.

También, hay que hacer referencia a que, el agua corriente, es la generadora de muchos de los problemas estomacales que sufrimos en nuestros viajes.

Nosotros cometimos el error de salir de casa sin nuestra Lifestraw, por lo que la hemos tenido que adquirir por el camino.

Su uso es muy sencillo, rellenas la botella de agua de prácticamente cualquier lugar, la cierras y absorbes. El agua se filtra a través del sistema que trae incorporado, eliminando cualquier peligro para nuestra salud. Tiene una vida útil de unos 1000 litros de agua, cuando se llega a esta cantidad el filtro se obstruye no dejando pasar más agua.

Llenando la botella en un baño cualquiera.

Así, nos podemos olvidar de las pastillas potabilizadoras o del uso de gotas de lejía para hacer su uso potable con los inconvenientes que estos métodos conllevan.

¿Las razones? Evitamos todos los problemas que os acabamos de mencionar.

º Ahorramos dinero. Cualquier fuente de agua, es apta para rellenar nuestra botella y poder beber de ella. Cualquier fuente, depósitos de agua públicos, ríos, lagos, grifos de baños, etc. Ojo, porque lo que no puedes, es rellenarla directamente del mar. Si tenemos en cuenta que tiene una vida útil de 1000 litros, nos saldría a unos 0.025 euros el litro, por la inversión realizada.

Egipto, esta plagado de depósitos como este, donde hubiésemos llenado nuestra botella con total tranquilidad.

º Dejamos de generar una cantidad ingente de plástico, que muchas veces, ni si quiera podemos reciclar correctamente.

º No tememos a quedarnos sin agua en ningún lugar.

º Con sus filtros eliminan el 99,99% de las bacterias, parásitos, microplásticos, etc (más información en su web).

Este tipo de producto, ha ayudado a muchas personas que viven en regiones aisladas, donde el acceso a agua potable es bastante dificultoso. Os dejamos el enlace de su historia.

Para nosotros es un elemento básico que meter en nuestra mochila de viaje o en nuestra mochilita del día a día. Existen productos similares de otras marcas, pero no los hemos probado.

Si queréis regalar esta botella a uno de vuestros seres queridos o simplemente, os la queréis comprar para vosotros, os dejamos unos enlaces para que os sea más cómodo.

¿Qué métodos usáis vosotros para abasteceros de agua por el mundo?

¡Crezcamos juntos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos: El responsable del proceso es masmochilaymenosrutina. Tus datos serán tratados para gestionar y moderar tus comentarios.. La legitimación del tratamiento es por consentimiento del interesado. No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.