8 consejos prácticos para iniciar un viaje

  ¡Qué agobio! 

¿Qué hacer a la llegada a un destino desconocido?

 

Cuando aterrizamos en un aeropuerto nuevo, nos bajamos de un autobús en una parada desconocida o llegamos a una estación de tren en la que nunca estuvimos, la sensación que nos invade es… ¿Qué hago yo ahora?

El no saber que dirección tomar, no entender ni papa de los carteles informativos, el agobio de los buscavidas, el acoso de taxistas, ofertas de unos y otros, puede hacernos tomar decisiones precipitadas y en algunos casos desafortunadas.

Después de viajar por diferentes países y de llegar a multitud de destinos nuevos, nos hemos dado cuenta que siguiendo unas pequeñas pautas, el estrés producido por estas situaciones se reduce, y, además, se toman decisiones, al menos, menos malas 😊:

1.Toda información anticipada que lleves, te ayudará a sentir más confianza en ti mismo/a, puesto que lo que aumenta los niveles de ansiedad es principalmente el enfrentamiento a lo desconocido. Cada vez es más fácil encontrar información a través de Internet, blogs, foros, etc. Pero también preguntando y volviendo a preguntar a gente local, puesto que, dependiendo del destino, las reglas cambian con gran rapidez o los horarios son un tanto “bailarines”.

2.Antes de bajar del transporte, observa el entorno y así, podrás ir haciéndote una idea de cómo enfrentarte a la nueva situación o incluso ir viendo a donde te tienes que dirigir.

3.Una vez que ya estés en el hall principal, es ahí donde tienes que empezar a buscarte la vida para encontrar el mejor modo de continuar tu camino. En otro post hablaremos de que pasos, por lo general hay que seguir en un aeropuerto hasta llegar al hall donde ya eres “libre” y tienes que tomar tus decisiones.

4.Tómate tu tiempo, vas a perder como mucho en todo este proceso 5-10 minutos, pero vas a ganar tranquilidad, vas a poder observar mejor los detalles y, sobre todo, una situación que para la mayoría se puede tornar desagradable, la vas a convertir en un momento más del viaje.

Estación Central de Mumbai, India

5.Si ya tienes contratado algún servicio de búsqueda y transporte todo se simplifica muchísimo, puesto que solo tendrás que buscar a tu chofer, claro está que esto significa un aumento en tu presupuesto.

Si no tienes ese servicio contratado, lo primero que debes hacer es mantener la calma, no agobiarte con los numerosos asaltantes que quieren hacerte ver que su oferta es la mejor. Ellos están haciendo su trabajo, pero tu no te dejes llevar por decisiones precipitadas. Ellos, aunque les ignores y creas que se enfadarán contigo por no hacerles caso, van a seguir ahí después de que hayas tanteado todas las formas que tienes para continuar tu ruta. ¿Y si, por no hacerles caso me suben después la oferta inicial?, eso rarísima vez te va a ocurrir, si te dijeron un precio te lo van a mantener o incluso bajar.

6.Antes de tomar una decisión, ve al puesto de Información del aeropuerto, estación, etc. si hubiera, ellos por lo general, te darán información objetiva de todos los transportes disponibles que tienes a tu alcance.

7.No te avergüences de preguntar a gente local, ellos te informarán de buena gana, siempre que les regales una sonrisa.

8.Con toda esa información recogida, ya estás en condiciones de tomar la mejor decisión.

¿Qué es tomar la mejor decisión? No necesariamente es, conseguir la forma más barata de llegar al punto que quieras, os vamos a poner un ejemplo:

A la salida del aeropuerto de Lima, tienes varias maneras de llegar a donde tengas hecha tu reserva. Una de ellas es contratar un taxi compartido en el aeropuerto, o salir de él y tomar uno en la calle. El aeropuerto de Lima está en un barrio que, digamos, no es del todo seguro para los turistas. Por lo tanto, dependiendo de cómo viajes, con quién viajes, cuánto equipaje transportes, etc. hay veces que la decisión correcta no se basa únicamente en lo económico. Por cierto, a nosotros en Lima, no nos ocurrió ningún percance tomando el taxi en el exterior, pero hay veces y veces…

También ocurre que varias personas te ofrecen el mismo precio, pero ¿por qué no vas a escuchar a varios, aunque te estén ofertando lo mismo? Quizás el primero no te da confianza, o no cumple tus estándares de higiene, o simplemente porque el otro parece más simpático. Si te hubieses ido con el primero que pasa, a lo mejor tu experiencia no sería igual de acogedora.

Creemos, por tanto, que lo primero es informarse bien, tomar una visión global del lugar, preguntar y elegir.

Para ello, siempre mantener la calma, no tomar decisiones rápidas, alejarse del bullicio un poco, tomárselo como una parte más del viaje y no como un mal trago que hay que pasar. Sobre todo que, por 5-10 minutos, no vas a ver más cosas en tus días de vacaciones, en cambio, pueden marcar tu estado de humor las siguientes horas, y una buena impresión a tu llegada al lugar, ¡¡siempre ayuda a disfrutar más de tus vacaciones!!!

Estación de autobuses de Hurghada, Egipto.

 

¡Crezcamos juntos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos: El responsable del proceso es masmochilaymenosrutina. Tus datos serán tratados para gestionar y moderar tus comentarios. La legitimación del tratamiento es por consentimiento del interesado. Tus datos serán tratados por Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.