10 motivos por los que tener estas tarjetas.

¿En España también nos sirven estas tarjetas?

¡Claro que sí, no son, solo para viajar!

En este post os vamos a enumerar diversas situaciones en las que nuestras tarjetas de viaje, nos valen también para el uso diario en nuestro país.

De las tarjetas que estamos hablando son N26, Bnext y Revolut. Recordar que no tienen ningún coste de mantenimiento, comisión, ni siquiera hay que cumplir unos requisitos mensuales o trimestrales. El único pago que deberás realizar es con Revolut que te cobra 6€, por el envió de la tarjeta, aunque suele sacar promociones de envío gratis.

Sí, aún no te has leído el detallado post que hemos creado para viajar al extranjero y ahorrar en comisiones, te damos aquí la posibilidad de leerlo. Aclarará, muchas de tus dudas antes de partir de viaje y creemos que es totalmente recomendable.

10 situaciones, donde usar tus tarjetas, también en España.

  1. Para pagos por internet. Todos tenemos miedo a que nos clonen nuestras tarjetas, accedan a nuestros datos, se hagan con nuestra clave, … En este caso, proponemos usar, una de estas tarjetas para realizar los pagos telemáticos, como compras en tu tienda favorita o reservar el avión para tu próximo destino. Así no expones todos tus ahorros a ojos de los ciberdelincuentes.

Estas tarjetas las puedes recargar al instante, desde donde tengas tus ahorros, mediante un sistema realmente sencillo e intuitivo. Por lo que puedes, dejar una cantidad de dinero relativamente baja para tus compras online e ir recargando las tarjetas desde tu aplicación en unos pocos de clicks.

Para estos casos recomendamos Bnext y Revolut. Ninguna de ellas te permite estar al descubierto, por lo que nunca te podrán estafar, mas de lo que tengas en ellas.

2. Suscripciones mensuales o anuales como Amazon Prime, Spotify, Netflix, etc. En este caso creemos conveniente hacerlo mediante N26. La ventaja de este banco es que no te pide permanencia ni te cobra nada por tener esta tarjeta. Puedes tener tus suscripciones más controladas y no mezclarse con los gastos habituales de luz, agua,…

Esto es bueno por ejemplo, si te marchas una larga temporada de viaje y tu banco te exige ciertas condiciones, aquí te olvidas de esos problemas. Un ejemplo, sería si quieres mantener tu número de teléfono español, bajarías tu plan al mínimo y lo podrías seguir pagando sin problema.

3. Estamos en un pueblo pequeñito de España, donde solo hay un cajero de un banco X. Necesitamos efectivo para comprar o pagar algo, porque el datáfono no tiene cobertura o está estropeado. Única solución ir al banco X y pagar la comisión que te pida, si no es tu banco habitual. Problema que, resuelve Bnext (con 3 retiradas gratuitas al mes, sin límite) o N26 (con 5 retiradas gratuitas al mes, sin límite). Por lo que si te has ido de vacaciones o por trabajo y no encuentras tu banco habitual cerca de donde te encuentres, olvídate de buscar más y saca en el primero que veas, con alguna de estas tarjetas.

4. En caso de vivir en casa compartida, si todos tenéis alguna de las tarjetas mencionadas, es muy fácil el devolver lo que te prestó tu compi, ajustar cuentas, o pedirle que te deje 20 € para salir esa noche. Bnext y Revolut funcionan muy bien en estos casos, siendo el paso de dinero efectivo al instante. Ya no hay excusas de que, si es fin de semana o la transferencia te llegará al día siguiente. Además en estos casos, lo bueno es que tu puedes solicitar, directamente el dinero, que te debe de la juerga de anoche tu amigo, por si se le “olvida” 😉

5. Si sales a cenar con tus amigos y con las prisas llegas tan tarde que, no te quieres detener en ningún cajero, pensando que la cena o las cañas las pagas con tarjeta y listo. En este caso, si alguien te pone el dinero para el bote, te paga la cena o la pagas tu entera y te tienen que devolver dinero, antes de levantaros de la mesa, podéis dejar las cuentas hechas, si tenéis cualquiera de las tarjetas Bnext, Revolut o N26.

6. Salimos de juerga y vamos tirando de tarjeta. Cada minuto que pasa, la tarjeta más nos quema en la mano (sabéis de que hablo ehhh) y acabamos gastando más de lo que nos gustaría. Solución pagar solo con Bnext o Revolut, dejando en ellas, únicamente el dinero máximo, que estamos dispuestos a gastar en esa noche de farra.

7. Sí tienes hijos y se van de viaje, con el instituto o sus amigos a esquiar, por ejemplo, una manera sencilla de darles dinero, es ingresándoles en la tarjeta Bnext, Revolut o N26. De este modo vuestro hijo no va con mucho efectivo encima, pudiendo sacar en destino o pagando con la propia tarjeta. Desde la aplicación, podrás controlar sus gastos y transferirle lo que necesite, al instante.

8. Servicios como: Amazon, Booking, Uber etc, usan nuestra tarjeta de crédito para cobrarse por los servicios que utilices. Para no exponer tu dinero, puedes ajustar en estas aplicaciones, cualquiera de las tarjetas que te estamos mostrando, teniendo más seguridad en tus cuentas. Algunas de estas empresas trabajan junto a Bnext, ofreciendo descuentos en sus servicios, en nuestra guía podrás ver cuales son.

9. Si compartes gastos con tu pareja, el domiciliar estos gastos en este banco, N26, evita que tengáis que usar una cuenta personal, donde tenéis todos vuestros ahorros.

10.¿Necesitas más motivos para hacerte, al menos, con una de ellas? Venga te vamos a dar uno más… Puedes hacer de ellas una hucha viajera, ingresando, cada semana lo que te sobra de las vueltas.  Así tienes el dinero listo y las tarjetas en tu poder, para cuando viajes fuera de España. ¡Una cosa menos en que pensar cuando prepares tu viaje!

¿Se os ocurren algún motivo más?

¡Crezcamos juntos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos: El responsable del proceso es masmochilaymenosrutina. Tus datos serán tratados para gestionar y moderar tus comentarios.. La legitimación del tratamiento es por consentimiento del interesado. No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.